¿La salud dental afecta al rendimiento deportivo?

Nov 24 2016

¿La salud dental afecta al rendimiento deportivo?

Las enfermedades buco-dentales, en todas sus variantes, las padecen un 90 % de la población mundial y, aún siendo en su mayoría leves, tienen mucha importancia, debido a su extensión. Por lo que hay que visitar la clinica dentista

Problemas dentales que pueden derivar en lesiones 

Alguno de los problemas asociados a la salud dental que pueden afectar en el  rendimiento deportivo son:

– Infecciones (caries): Es la podredumbre de la estructura del diente a causa de los ácidos que provocan las placas bacterianas. Las caries, que llegan a infectar nuestras encías, pasan al torrente sanguíneo de forma muy simple, pues las encías están muy vascularizadas. Con la posterior consecuencia negativa de darnos problemas músculo-articulares y cardiovasculares, entre otros.

dentista-1

– Caries y problemas músculo-articulares: Que una o varias bacterias pasen a nuestro torrente sanguíneo, significa que tienen vía libre para hacer daño ahí donde puedan. Las bacterias producidas por las caries acaban depositándose en los músculos y articulaciones. Está científicamente comprobado a día de hoy, que tener caries, puede producir y agravar una lesión muscular y/o tendinosa. Además, costará mucho más tiempo recuperar una lesión, ya que  es necesario que el torrente sanguíneo lleve los sustratos necesarios para recuperarla y, si éste está libre de bacterias, mejor.

– Caries y problemas cardiovasculares: La placa bacteriana, entrando en contacto con la circulación de la sangre por todo el organismo, puede dar pie a la formación de coágulos en las arterias. Las infecciones bucales, no serán el único factor que tapone nuestros vasos sanguíneos, pero si es un agravante serio que ayuda, junto a otros factores, a formar coágulos.

dentista-2

– Inflamación encías: Las caries en las piezas dentales infectan las encías.

– Bruxismo tensional (estrés): Es el hábito inconsciente de apretar los dientes sin una intención funcional. Cuando apretamos los dientes, lo hacemos con una serie de músculos como son, entre otros, el masetero y temporal. Si sobrecargamos estos músculos y recordamos que el cuerpo humano funciona por cadenas musculares, podemos relacionar dolores de cabeza, cuello, trapecio, y toda la musculatura relacionada con la cadena posterior (dorsales, lumbares, glúteos, isquiotibiales, entre otros) con el bruxismo. En este caso, la mejor prevención será realizar actividades o terapias desestresantes. Masticar chicle habitualmente, tampoco ayuda demasiado a no padecer de sobrecarga en estos músculos.

– Incorrecta oclusión y ATM:  La oclusión dental hace referencia a la relación de contacto entre los dientes de arriba y de abajo. Si no cerramos la boca correctamente, las fuerzas que ejercen los dientes entre sí, provocan una descompensación entre lado izquierdo y  derecho de la musculatura relacionada con las ATM (Articulación Temporo-Mandibular). Por lo tanto, hay un desequilibrio en toda la cadena muscular posterior que tiene su origen, en la mala oclusión dental. Se corrige con férulas de descarga que te coloca un dentista.

– Pérdida de piezas dentales: La mala oclusión dental puede venir producida por la pérdida de una o más piezas dentales, con la posterior consecuencia de una desequilibrio entre las fuerzas que se producen al cerrar la boca, que se traduce, otra vez,  en una descompensación de la cadena muscular posterior.

En las revisiones médicas de los deportistas se valora la salud dental

Un ejemplo de salud dental afecta al rendimiento deportivo se dio en el A.C. Milan, quien se echo atrás en la compra de un jugador. Aly Ciossokho del Oporto fue sometido a un examen bucal. Los especialistas descubrieron una malformación dental que le impedía realizar una buena oclusión dental y, predijeron problemas físicos graves en un futuro.

 

 

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.